Español

Inglés

Publicidad

 

 

¡Esto es una guerra!

Por el Dr. Agustín Blanco Muñoz

Agustín Blanco Muñoz 

Hoy en este expaís el actor fundamental es la violencia, la guerra entendida como enfrentamiento de fuerza-coacción entre dos partes que en principio se presentan como irreconciliables.

 

Un momento que deja en claro la débil sociedad que tenemos y el inmenso vacío que pesa sobre lo que aún llamamos instituciones. Tal vez en ningún otro momento de los 203 años de la llamada vida republicana fue más evidente nuestra condición de individuos colocados por encima del interés colectivo, de la sociedad, de todos.

 

Nadie puede negar que tenemos  unas exinstituciones que actúan en correspondencia con la exconstitución y  exleyes  de esta exrepública, expatria, expaís.

 

Y a muchos -políticos o no- les cuesta captar que cambiamos de condición, que pasamos a formar parte de Venecuba: la integración de dos revoluciones en un destino regido por un alto mando militar-civil que hoy encabezan los hermanos Castro. Si esto no se observa no se podrá entender  lo que pasa hoy aquí.

 

En ese marco, todo lo relacionado con Chávez y su enfermedad  tiene como epicentro La Habana, y le toca cumplir el 08/12/12  una  decisión del  alto mando venecubano: señalar a dedo su sucesor debido a la inexistencia de otro liderazgo mesiánico-carismático de la Escuelaliberal-positivista siglos XIX y XX.

 

Y en cuanto queda fuera de la escena política ese último caudillo, síntesis de un pasado heroico-caudillista, no hay sustituto de lado y lado. De allí que se apele a la improvisación que se junta y enriquece el vacío. Vemos así al candidato oficialista apegado al culto de su padre HCF, sin rasgo propio, y a un opositor que deja su pellejo por todas partes, en medio de una disputa populista para ver quién ofrecía más y mejores ofertas a nivel de compra-ventas.

 

Y a la hora de los resultados electorales del 14A nos conseguimos con una especie de empate técnico a favor de Maduro. ¿Por qué por la vía del fraude no se escoge una ventaja mayor? ¿Se buscaba que el candidato opositor protestara y creara las condiciones para un estallido violento válido para avanzar en la radicalización revolucionaria?

 

A esta hora crece la incertidumbre frente a un gobierno que las oposiciones califican de ‘ilegítimo’ y que por su falta de liderazgo y ascendencia requerirá de  represión para mantenerse. Un tiempo de guerra y muertos. Sancho, ¿cuándo conoceremos las exguerras en favor de una humanidad? T:@ablancomunoz

Contacto – archivosemanal@gmail.com – Teléfono en Caracas (212) 720.1736

“Verba volant, scripta manent…”