Español

Inglés

Publicidad

 

 

El Fraude

Por Francisco Rivero Valera

GRITO DE FRAUDE 

Fraude, trampa y engaño es lo mismo.

 

O sea, fraude es la trampa o el engaño de una o más personas con el objetivo de apoderarse de un patrimonio que no les corresponde. Y es un delito.

 

Hay varios tipos de fraude, pero 3 son grupales: el Procesal, propio de los procesos judiciales o administrativos. El Económico, inherente a las transacciones financieras. Y el Informático, relacionado con “la incorrecta modificación del resultado de un procesamiento automatizado de datos, mediante la alteración de los datos que se introducen o ya contenidos en el ordenador, en cualquiera de las fases de su procesamiento o tratamiento informático, con ánimo de lucro y en perjuicio de terceros”. R Casanova.

 

De los 3, el fraude Informático es el delito con mayor incremento en los últimos tiempos, en parte por el avance electrónico en el manejo de todos los aspectos de la vida social, y en parte por la complejidad en los procesos informáticos, que permite delitos complicados, no tradicionales y difíciles de detectar en ocasiones. Son comunes en la banca, cajeros electrónicos y, recientemente, en procesos electorales con sistemas automatizados.

 

Los fraudes electrónicos son múltiples. Pero, se pueden resumir en 12 tipos de delitos, según Parker, citado por Saucedo Abogados: por introducción de datos falsos. Método del caballo de Troya o Troyan Horse. Técnica del Salami o rounding down. Superzapping. Puertas falsas o Traps Doors. Bombas lógicas. Ataques asíncronos o asynchronous attacks. Recogida de información residual. Divulgación no autorizada de datos no reservados o data leakage. Acceso a información no autorizada. Pinchado de líneas. Y simulación de situaciones y modelos. La descripción de cada uno de esos delitos, lamentablemente, no será publicado en este artículo por razones de espacio.

 

Sin embargo, ante la delicada situación de Venezuela con la denuncia de la oposición sobre fraude en las elecciones del 14 de abril, es de interés particular revisar los fraudes electorales.

 

En este sentido, podemos comenzar recordando 2 aspectos: los fraudes electorales son delitos electrónicos, por estar sustentados en plataformas de informática. Y la lista de técnicas posibles para ejecutar el fraude, es larga. Esto quiere decir que las personas responsables de fraude electoral son delincuentes, que deben ser procesados por las leyes del país. Y que muchas técnicas para cometer fraude electrónico ya se encuentran identificadas.

 

Por ejemplo, algunas técnicas comunes aparecen publicadas en Fraude Electoral, sección Técnicas, de Wikipedia. Y serían: por suplantación del elector, caída intencional de la red para manipular los resultados, complicidad interna de los organismos electorales para ocultar evidencias del fraude, control de los medios de comunicación para hacer creer que el resultado fraudulento es legítimo, adulteración de las actas de la elección modificando los números de sus resultados reales, cambio del centro de votación sin previo aviso, y 9 delitos más.

 

O sea, en pocas palabras: el sistema electoral blindado no existe. WikiLeaks.

 

Pero los vientos de fraude electoral de cualquier país tienen una salida: la revisión de todo el “blindaje” del proceso electoral, con la nueva contabilización de los votos. Y un solo camino: recuperar la confianza de la población electoral y de la comunidad internacional para lograr legitimar el gobierno.

 

Porque, al fin y al cabo, en palabras de mi pueblo: cuentas claras conservan amistades.

 

Que así sea.

Contacto – archivosemanal@gmail.com – Teléfono en Caracas (212) 720.1736

“Verba volant, scripta manent…”