Esta pregunta me pareció extraordinariamente interesante.  El tiempo no me dio para mayores explicaciones, ya que mi interés – casi ÚNICO – era tratarEl Acta de la Traición”.  Preguntó Bayly quién de los dos, entre Diosdado Cabell y Nicolás Maduro, tiene más poder en Venezuela.  La respuesta no ameritaba la toma de segundos: ¡ninguno de los dos!

 

Seguro que, localmente, ambos tienen poder, sobre todo, para el “chanchullo”.  La permisividad de los Hnos. Castro en cuanto a la corrupción en Venezuela (y en Cuba) tiene grado de estrategia.  El día de mañana, cuando sea conveniente, cualquiera de ellos… sus lacayos o testaferros, tendrían que responder por sus actos ilícitos, que en Cuba se podría pagar con la vida.

 

La presencia de ambos “poderosos” líderes, Cabello y Maduro, cumple la misma función que por décadas cumplieron Raúl Castro (frente al MinFar – Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias) y José Abrantes (frente al MinInt – Ministerio del Interior), quien cayó en desgracia en 1989 y lo mataron en prisión de un infarto. Ambos, en su momento, tenían fuertes contingentes de efectivos armados y un poder casi ilimitado.

 

Raúl Castro custodiaba a José Abrantes y viceversa.  No eran los únicos cancerberos de Fidel.  En cada departamento, en cada institución… en cada fábrica, en cada cuadra, existían perros de tres cabezas, que se vigilaban mutuamente y creaban la descofianza requerida para mantener “revolucionarios” a los “revolucionarios”.

 

Por otro lado, la pregunta me permitió fijar un calificativo que se ajusta, con exactitud, al tipo de régimen que existe en Cuba y en Venezuela: ¡castro-estalinismo!

 

 

Una Producción de

Robert Alonso

@robalonsorobertalonso.vip@gmail.com

www.archivosemanal.com  - www.mrr.name