A mi humilde modo de interpreter a Bayly… y, por supuesto, pudiera estar totalmente equivocado, Bayly está obsesionado con mis inmisericordes ataques a Capriles.  Llegó un momento en que comencé a pensar que él quería que yo le dijera a Capriles todas esas cosas que él no se pudiera dar el lojo de decir el “máximo líder”, por el peligro de perder el favor de su audiencia venezolana… y cubana.  Yo ya estaba más rayado que un tigre… y absolutamente dispuesto a decir todas esas cosas que digo a diario de quien estoy seguro que es una pieza de tranca para transitar el camino hacia la recuperación de Venezuela de manos del castro-estalinismo internacional.

 

 

Una Producción de

Robert Alonso

@robalonsorobertalonso.vip@gmail.com

www.archivosemanal.com  - www.mrr.name